Por esta razón hubiera dejado de dar pecho a mi bebé

Uno de los desafíos más grandes que enfrentamos las mamás es el de dar pecho a nuestro pequeño y amado bebé. Pareciera que la lactancia materna es uno de los temas menos comentados y por lo tanto, con muchas creencias incorrectas.

Nos hacen pensar que darle pecho al bebé es algo sencillo y natural pero cuando llega el momento de ponernos a prueba la realidad es otra. “No produzco suficiente leche”, “mi pecho duele”, “tengo grietas y sangre”, “no puedo darle pecho a mi bebé discretamente en lugares públicos”… estos son sólo algunos de los desafíos que enfrentamos.

Pero por encima de todo está el bienestar del bebé, entonces nos sobreponemos a cualquier dolor o incomodidad y decidimos continuar con la lactancia materna. Pero… ¿qué pasa cuando el bebé es quien no quiere tomar del seno materno?

Esta situación nos parte el corazón y nos hace dudar si tanto sacrificio en verdad vale la pena. Particularmente estuve a punto de detener la lactancia materna cuando mi bebé empezó a llorar cada vez que quería darle pecho y parecía sentirse incómodo e insatisfecho. Inclusive llegué a pensar que tenía algo en la boca por lo que no quería comer pero al darle biberón las molestias desaparecían.

¿Sabías que este comportamiento de los bebés es NORMAL y se conoce como “Crisis de Lactancia” o “Brote de Crecimiento”? Conoce más de este tema y créeme… después de perseverar una semana tu bebé regresará a la normalidad…

La crisis de lactancia se da en momentos específicos de la vida del bebé. La razón detrás es que el bebé es quien regula la producción de leche de la mamá a través de la demanda. En esas etapas específicas el bebé necesita mayor leche por lo que por medio del llanto, pataleo y arqueo de su espalda busca incrementar la producción de leche.

La crisis se manifiesta en:

  • 17-20 días de vida. Ya cumplió un mes tu bebé y todo parecía estar tan estable hasta que tu bebé empieza a quedar insatisfecho. Aparentemente termina de comer, sin embargo, se muestra inquieto y quiere seguir comiendo. Algunos bebés piden leche cada 30 minutos. Patalean, arquean la espalda y lloran. En esta primer crisis el bebé requiere aumentar la producción de leche de la madre, por eso su reacción.
  • 6-7 semanas de vida. Nuevamente se presenta otra crisis con el bebé llorando mientras come, nervioso, piernas tensas. Además de que el bebé requiere mayor producción de leche también es en esta etapa que la leche materna cambia de sabor (más salada).
  • 3 meses. La etapa más difícil debido a que el bebé toma mucho menos tiempo de la leche de la madre y en ocasiones ni siquiera hace el intento y se suelta a llorar. Lo que ocurre es que el bebé ya se ha vuelto un experto en tomar del pecho de la madre y lo puedo hacer en mucho menor tiempo. Adicionalmente, es a esta edad donde su cerebro tiene la mayor transformación: su visión y su oído están más desarrollados y el bebé se distrae con facilidad.
  • 1 año. A esta edad el bebé crece a menor velocidad y la madre se siente incómoda por la presión social.

Contar con esta información te dará tranquilidad para seguir adelante en esta hermosa etapa. Requirirás paciencia, comprensión y mucho amor de tu pareja; las crisis pasan después de unos días.

*Información de Asociación Alba Lactancia Materna. Si requieres mayor información consulta aquí

Leave a Reply